El cerebro del niño no aprende cuando le gritan

Igual que no tiene más razón el que más alza la voz, tampoco conseguirá mejores resultados el que grita. Ni mucho menos. Tal vez todo lo contrario. Los gritos pueden tener dos orígenes: o bien una pérdida de paciencia o bien porque creemos firmemente en que generan autoridad y disciplina. Pero no importa cuál sea el origen. En ambos casos, no sirven para nada. 

Lee el articulo completo en: GuiaInfantil.com
via http://www.guiainfantil.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s