42% de los problemas de sueño de los mexicanos son a causa de problemas de salud

Para miles de mexicanos la hora de dormir se ha convertido en la hora del dolor y es que factores como el sedentarismo, el estrés, las malas posturas y la obesidad detonan molestias en cuello, hombros y espalda, las cuales impiden conciliar el sueño o lo interrumpen, con las importantes consecuencias físicas y emocionales que ello implica, según comentó el Dr. Alfredo Covarrubias, Director General y Fundador del Centro Nacional para la Educación en Dolor.

 

Un descanso insuficiente o de mala calidad es un problema serio con graves consecuencias a nivel físico, emocional y laboral, que incluso pueden poner la vida en peligro. Diversos estudios demuestran que el cansancio y deficiencia de sueño afectan el razonamiento, la capacidad para resolver problemas y la atención a los detalles, lo cual ocasiona que la persona tenga un menor rendimiento laboral y, aún más grave, presente mayor riesgo de sufrir accidentes.

 

“A nivel emocional, quien no ha dormido lo suficiente está de mal humor, lo que afecta sus relaciones personales y, con el paso del tiempo, puede ser más propenso a sufrir depresión. Además, la falta de sueño aumenta el riesgo de padecer obesidad, enfermedades del corazón e infecciones”, explica el Dr. Covarrubias.

 

La obesidad y el estrés  son importantes factores de riesgo para desarrollar dolores musculoesqueléticos. De tal manera: quien sufre dolor duerme poco y su sueño es de mala calidad, por lo que queda atrapado en un círculo vicioso en el cual el dolor se hace cada vez más intenso y cada vez es más difícil descansar adecuadamente. “Por ello, es sumamente importante romper el ciclo de dolor-sueño insuficiente e inadecuado, pues al reducir la intensidad de las molestias físicas mejora la calidad del sueño y así la persona disfruta al máximo los beneficios restauradores de éste. De no hacerlo, el dolor y el cansancio empeorarán, junto con las consecuencias que ello implica”, señala el especialista.

 

Lamentablemente el dolor y el sueño inadecuado se han vuelto tan cotidianos que menospreciamos su impacto e, incluso, no lo consideramos un problema.

 

Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s