Consejos para evitar los bochornos del embarazo

Según las últimas cifras cerca del  20 % de las mujeres sufren estos calores repentinos durante el periodo de gestación llamados bochornos o sofocos del embarazo. Suelen ser más comunes en el primer y tercer trimestre, aunque pueden darse durante cualquier fase de la gestación e incluso durante la lactancia. Los bochornos son una reacción normal a  los cambios hormonales y fisiológicos que experimenta el cuerpo de la mujer en esos meses. Los bochornos en el primer trimestre se deben a los cambios y desajustes hormonales y están muy ligados a la disminución de estrógenos. Y durante el tercer trimestre, se relacionan con el aumento de trabajo del metabolismo de la mujer ya que conforme avanzan las semanas, los vasos sanguíneos se dilatan, la irrigación de sangre es mayor y el cuerpo genera un calor extra.

 

Los síntomas más comunes son calor repentino, sudores, generalmente en cabeza, cuello y pecho y pies calientes, en ocasiones con dolor y quemazón en la planta y  dedos de los pies. Éstos pueden durar sólo unos segundos o minutos. Para evitarlos te damos unas sencilla guía:

 

Utiliza ropa cómoda, holgada y transpirable, de preferencia de algodón o lino y evita las telas sintéticas.Los  materiales transpirables reducen  la sudoración, alejar el calor y previenen la aparición de sarpullidos que pueden aparecer debajo de los senos o en el abdomen.

 

Viste ropa de colores claros y prefiere los vestidos o blusas ligeras.

 

Usa zapatos frescos y cómodos.

 

La hidratación es fundamental para evitar los sofocos del embarazo, así como la alimentación. Elige comidas ligeras y que incluyan verduras y frutas ricas en agua.

 

Evita alimentos que te provoquen digestiones pesadas, así como las comidas picantes, que además de influir en tus sofocos también contribuyen a que tengas más ardor estomacal.

 

Evita hacer ejercicio muy extenuante, disminuye el grado de intensidad.

 

Manten cerca de tu cama una botella de agua y una pequeña toalla facial, así podrás humedecerla si sufres de mucho calor durante la noche.

 

Compra un mini ventilador o una botella de spray con agua, la cual es súper fácil de llevar en tu bolsa.

 

Algunos estudios han demostrado que las técnicas de meditación pueden ser útiles para regular la temperatura a través de la respiración.

 

Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s