El primer amigo de la infancia

Si cierro los ojos aún puedo verla. Su sonrisa, sus ojos verdes y esas pequitas tan graciosas en la cara. Jugábamos a imaginar nuestro futuro, a inventar viajes a Groenlandia en busca de tesoros, a soñar despiertas. Nos disfrazábamos de princesas, de piratas, de bailarinas. Podíamos ser doctoras, maestras, actrices. Fue mi primera gran amiga de la infancia. Y los primeros amigos, como el primer amor, no se olvidan. Y tú, ¿recuerdas qué te aportó el primer amigo de la infancia? 

Lee el articulo completo en: GuiaInfantil.com
via http://www.guiainfantil.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s