Las supersticiones más comunes relacionadas al embarazo

Hace muchos años, el embarazo tenía muchas connotaciones mágicas y de buen augurio. Algunas tienen varios años, desde nuestros antepasados y en algunos casos tienen una explicación científica que ha comprobado la veracidad de las supersticiones, comprobando que algunas no están tan alejadas de la realidad. Te mostramos las más comunes.

 

Entre las supersticiones y consejos de las abuelas está el de no levantar los brazos mucho tiempo y según los expertos tiene una razón para creer en ello, ya que ademá de ser una posición incómoda, puede ser causa de parto prematuro o aborto involuntario por provocar hipoxia, es decir, la falta de oxígeno en el bebé.

 

Las embarazadas no pueden permanecer paradas en el umbral de la puerta, esa creencia de las abuelas dicta que el bebé dentro del vientre aún no cuenta con ángel guardián y es difícil protegerlo de las fuerzas del mal. Además, las corrientes de aire son peligrosas y pueden dañar al bebé. Para esta superstición los médicos no encuentran una razón científica que apoye el hecho de las corrientes de aire.

 

Existe una creencia que las mujeres embarazadas no pueden jugar con gatos, para las abuelas no son mascotas buenas para los bebés, son animales relacionados anteriormente a las brujas y además, celosos. Al respecto, los especialistas refieren más allá de fuerzas mágicas de los gatos, los gatos son portadores de la toxoplasmosis. Lo recomendable es hacerles un análisis y listo.

 

No darse un baño caliente de tina ya que no es bueno para el bebé. Al respecto, los médicos comentan que durante la gestación los baños calientes frecuentemente pueden llegar a provocar partos prematuros. 

 

No revelar el día del parto. Las abuelas creen que no es bueno enterar a todo mundo de tu embarazo ni el día de nacimiento porque si no el parto puede ser muy doloroso y además hace muchos años, en algunas culturas, no se decía que un bebé venía en camino para que las fuerzas del mal no supieran y no pudieran hacerle daño o provocar el famoso “mal de ojo”. Los médicos no encuentran una relación entre esto. 

 

Una embarazada no debe cortarse el cabello ya que al cortarlo se deshace de la riqueza y buena ventura, además de perder vitalidad y longevidad, así como Sansón. Pero hoy en día esto no se lleva a cabo e incluso mujeres lucen un corte para sentirse más cómodas y lindas.

Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s