Por qué no debemos obligar a los niños a besar

“Venga, dale un beso” me decía mi madre cuando era pequeña, mientras yo me agarraba a sus piernas intentando eludir el momento. “No debes ser maleducada, hay que saludar”, insistía hasta que conseguía que le diera un beso a ese tío del pueblo que veía una vez cada dos años, que me resultaba un total extraño y además me pinchaba con la barba. 

Lee el articulo completo en: GuiaInfantil.com
via http://www.guiainfantil.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s