Según estudios, la lactancia es el mejor analgésico para los dolores después de una cesárea

Un grupo de  investigadores españoles del Hospital Universitario de Valme en Sevilla descubrieron que la lactancia materna ayuda a disminuir el dolor crónico después de la cesárea al liberarse hormonas que producen un efecto placentero. En el estudio se comprobó que al amamantar al bebé, la madre segrega oxitocina y endorfinas, hormonas del bienestar que ayudan a mitigar el dolor.

 

En el estudio se dio un seguimiento a un total de 139 madres a las 24 y 72 horas de someterse a una cesárea y a los 4 meses siguientes. Los resultados obtenidos reflejan que el 14,8% presentaron dolor crónico; el 82,8% dieron lactancia materna y de ellas el 70,4% la mantuvieron más de dos meses y el 39,1% realizó lactancia materna pura. Por ello, los expertos comentan que la lactancia produce un efecto placentero en la madre, que libera una serie de hormonas que la protegen del dolor en la zona de incisión de la cesárea.

 

 

Lee el articulo completo en: Padres e Hijos México
via http://www.padresehijos.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s