Demos a nuestros hijos lo que les hace falta y no lo que se esperan que les demos

Ante un “te odio”, démosle un “yo a ti te quiero”. Ante la falta de control, démosle autocontrol. Ante un rechazo, ofrezcámosle un abrazo. Ante una decepción, ofrezcámosle una sonrisa de comprensión. Ante un error, ofrezcámosle un “vuélvelo a intentar y esta vez piénsalo primero”. Ante su tristeza, ofrezcámosle un espacio y un tiempo de reflexión.
Demos a nuestros hijos lo que les hace falta y no lo que se esperan que les demos.

Lee el articulo completo en: Solohijos.com
via http://www.solohijos.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s